lunes, 3 de febrero de 2014

QUERIDO Y CONFUSO LECTOR:

Ayer fue mi cumpleaños,
felicítame mañana.
Felicítame ayer
porque mañana fue 
mi cumpleaños.

O no me felicites

o felicítame mi no-cumpleaños,
mi lunes trivial,
mi semana cotidiana,
mi mes, mi día, mi luna,
mi continuo paso por el tiempo,
mi ir y venir con ilusiones 
o sin ellas. 
Sorpréndeme 
entre horas 
con un juego disonante,
confuso, atolondrado,
al margen de la ceremonia de los días,
sin color establecido, 
sin nada que decir.

Ayer no fue mi cumpleaños,

hazme hoy una fiesta 
sin palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.