lunes, 27 de marzo de 2017

NO TAN SEGURO



Construimos ciudades para protegernos 
de nuestros propios miedos.
Estudiamos el mundo 
para averiguar quiénes somos.
Creamos grandes relatos 
con la intención de encontrarnos en ellos.
Componemos obras magníficas
para alcanzar la belleza,
tal vez la verdad.

El mismo impulso que nos aproxima al éxtasis
nos deja al borde del desasosiego
y la destrucción.

Acaso tan solo busquemos el hueco
insatisfecho de nuestra propia identidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.