jueves, 4 de mayo de 2017

LUNA CRECIENTE (3 -05-2017)

Fotografía de Irene
Vuelvo a disponer de una fotografía de la Luna gracias a la buena labor de Irene y a que el cielo estaba despejado ayer. No siempre ocurre así y entre la 3ª noche de luna creciente y esta faltan las de la 4ª, 5ª y 6ª noches. Me hubiera gustado realizar la serie completa porque de esa manera, siguiendo la línea del terminador, es fácil ir aprendiendo los accidentes más destacados de la superficie lunar. Veamos, pues, qué nuevos elementos nos ofrece esta 7ª noche.

De norte a sur, son estos —dejo los nombres en latín, que son los utilizados por la UAI—: 
  • Cráter Aristoteles. Tiene 87 km de diámetro y 3,3 km de profundidad. Su nombre, no es necesario decirlo, está ahí en recuerdo del gran filósofo griego, y por el que yo siento una simpatía especial.
  • Cráter Eudoxus. Es relativamente pequeño, 67 km de diámetro, pero muy profundo para su tamaño, 3,4 km. Se le dio ese nombre por Eudoxo de Cnido, uno de los alumnos de Platón. Realizó una esfera celeste y numerosos trabajos para explicar el movimiento de los planetas.
  • Apenninus. Sí, también hay, como en Italia, unos montes Apeninos. Tienen una longitud de 600 km (en la fotografía tomada ayer aparece una pequeña fracción). Su cumbre más alta alcanza los 5.500 metros.
  • Cráter Ptolomeus. 153 km de diámetro y 2,4 km de profundidad. Ptolomeo fue el más grande astrónomo y geógrafo de la antigüedad. Su modelo cosmológico estuvo vigente hasta la Edad Moderna, cuando Tycho, Kepler, Copérnico y Galileo lo cambiaron por el modelo heliocéntrico.
  • Cráter Alphonsus. 119 km de diámetro y 2,7 km de profundidad. Su nombre hace referencia a Alfonso X, apodado "El Sabio", un raro rey medieval más interesado en el conocimiento que en las maniobras militares. Además de escribir, impulsó la Escuela de Traductores de Toledo.
  • Cráter Walther. 140 km de diámetro y 4,1 km de profundidad. Hasta la aparición de Tycho Brahe, las observaciones de Bernhar Walther sobre el cielo fueron las más precisas.
  • Cráter Stöffler. 126 km de diámetro y 2,8 km de profundidad. Johannes Stöffler realizó varias contribuciones en el ámbito matemático y geográfico, además de un globo celeste que aún se conserva en el Landesmuseum Württemberg, de Stuttgart.
  • Cráter Heraclitus. 90 km de diámetro y 3,8 km de profundidad. Heráclito es uno de los filósofos presocráticos del que todos los bachilleres aprenden las sentencias Ningún hombre puede bañarse dos veces en el mismo río o Todo fluye, nada permanece. Está considerado como el primer filósofo dialéctico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, pero no mantendré anónimos.