miércoles, 5 de julio de 2017

INVITACIÓN A LA NOCHE

Cúpula primigenia,
campana infinita del tiempo,
donde cada noche vemos la misma luz,
el mismo fuego,
el mismo miedo de ser sin saber dónde;
donde cada noche oímos una historia distinta
que rueda, repetida, por los siglos;
donde cada noche surge la misma pregunta
sin respuesta.
                     Damero
                     o campo de batalla
                     o mapa
                     o pasatiempo,
excusa siempre
para intentar la difícil aventura
que es saber por qué avanzamos,
                     inexorablemente,

hacia la muerte.

                        De Invitación a la noche.
                        Portada e ilustraciones: Irene Rodríguez.

***

Este fue el primer poemario que escribí. Tuvo la fortuna de ser galardonado con un premio que hoy ya no existe —la crisis acabó con unos cuantos—. Eso me sirvió de acicate para seguir escribiendo: tal vez lo que escribía podía tener algún valor para otras personas, además del que tenía para mí mismo. Con premio o sin premio es difícil saberlo.

En cualquier caso, era un premio literario pequeño y los premios literarios humildes no tienen recorrido, a no ser que una editorial importante se interese por él, y alguien lo comente, y aparezcan críticas en revistas literarias, y etcétera, etcétera. Es evidente que no fue así y yo tampoco hice nada por darlo a conocer. Bastante contento estaba con el reconocimiento.

Dos años después surgió la idea del blog y con ella la posibilidad de colocar cuanto escribiera de forma libre para quien quisiera leerlo. Rápidamente se convirtió en mi biblioteca personal colaborativa. Esta posibilidad que abre internet para almacenar conocimiento y experiencias de forma libre y gratuita me apasiona.

Desde entonces, todos los poemarios que he completado están accesibles para quien quiera leerlos —bajo la imagen de carátula del blog o en la columna de la derecha—, independientemente de que se encuentren o no la venta. Es la libertad que da trabajar con editoriales pequeñas y ser, además, un prefecto desconocido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que estén firmados serán bienvenidos, no mantendré anónimos.